Posiblemente la búsqueda de la felicidad sea el objetivo principal de muchas personas. Buscan nuevos placeres, emociones más fuertes y tratar de evitar como sea cualquier dolor o incomodidad. Pero por este camino la felicidad no acaba de llegar.

   Ante los inevitables problemas que surgen dentro del matrimonio, la ideología dominante nos presenta la ruptura familiar como la única solución y como una conquista de libertad.

   Desde hace años, la gran industria de entretenimiento de Hollywood nos ha inculcado de forma sistemática las bondades del divorcio a través de sus películas. Porque no solo se separaban los protagonistas del film, sino que los actores también se divorciaban en la vida real, publicándose en los medios de comunicación y especialmente en las revistas del corazón.

   Pero no todo el mundo se ha contagiado de este virus. Un ejemplo lo tenemos en la familia Simpson, que aparte de los comentarios negativos que ha recibido, tiene un factor muy positivo: esta familia resiste a todas las dificultades imaginables y se mantiene unida y consolidada. Está formada por tres niños: un bebé, una niña desagradable y encantadora a la vez, y un chico que provoca innumerables conflictos. El padre, Homer, es vago, perezoso y borrachín, mientras que la madre, Marge, está llena de sentido común, sentido religioso y cariño sincero. Durante más de 400 capítulos esta serie de dibujos animados ha demostrado que la familia es la mejor inversión a largo plazo en un mundo tramposo y a la deriva.

   Se cuenta que Chesterton, siendo niño escucho que en Estado Unidos se podían separar los esposos por incompatibilidad de caracteres. Si esto fuera así, ya se habrían divorciado todos, porque por la diferencia de los sexos, el hombre y la mujer tienen evidentes diferencias corporales y psicológicas que los hacen diferentes y a la vez complementarios.

   Pero por encima de las diferencias, los esposos han de amarse, respetarse, guardarse fidelidad y ayudarse mutuamente. Cuando el divorcio se introduce en la sociedad, desaparece la felicidad y seguridad de los esposos.
José Pedro Sánchez.
—————-
Otros temas relacionados:
Defendiendo la familia
El divorcio y los hijos
Otros artículos sobre el DIVORCIO
CD con 4 programas educativos: Nueva ortografía 3º P, Nueva ortografía 4º P, Técnicas de estudio y Cuatro operaciones.

Enviar a un amigo

About these ads