iglesia


    El primero que Introdujo el cristianismo en Irlanda fue San Patricio. Nació este santo en Escocia: según parece, el año 389, de padres cristianos. Cuando contaba dieciséis años desembarcaron unos piratas y, escondiéndose astutamente, sorprendieron al joven San Patricio y le hicieron prisionero. Le condujeron a la nave y lo llevaron a Irlanda. Allí se vio obligado a servir a un jefecillo indígena. Tenía que cuidarle el ganado y servirle en los oficios más humillantes.

    Después de seis años, huyó en una nave y pudo llegar al continente. Estuvo en varios monasterios y recibió en ellos una sólida Instrucción religiosa.

    Más tarde, acompañó a San Germán a predicar a Gran Bretaña. Luego pasó a Irlanda, donde hizo una obra grandiosa de evangelización. Tuvo que vencer grandes dificultades. Reunía a grandes multitudes y les anunciaba las verdades de la fe, pero sobre todo les hablaba de la vida y muerte de Cristo. Pero había indígenas paganos llenos de odio, que se revolvían contra San Patricio.

    Tenía un modo muy original para enseñar la idea de un solo Dios en tres Personas distintas. Aquellos paganos, se imaginaban que las tres Personas divinas eran tres dioses. Para hacerse comprender, cogió San Patricio una hola de trébol y señaló en ella las tres hojas pecioladas que forman el trébol. Este sencillo ejemplo fue suficiente para que aquellos paganos creyeran que las tres divinas Personas son un solo Dios.

    Por Gabriel Marañón Baigorrí

    Sugerencias metodológicas:

    Objetivo: Conocer el misterio de la Santísima Trinidad.

    Contenido:

    Lo misterioso de la vida de Dios es que en Dios hay una sola sustancia, una sola esencia divina en tres divinas Personas, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Las tres Personas tienen la misma y única Voluntad, la misma Inteligencia, Amor y Sabiduría Infinitas. Las tres personas no son tres dioses, pues no hay tres naturalezas, sino una sola naturaleza divina en tres Personas divinas.

    Una comparación: El Sol tiene tres facetas: luz, fuego y calor. No hay tres soles, sino un solo Sol con tres aspectos distintos. Algo parecido, sólo parecido, ocurre con Dios.

    El Padre es Dios, el Hijo es Dios y el Espíritu Santo es Dios, tres Personas distintas en un solo Dios verdadero. Jesús dijo: «Yo y mi Padre somos una misma cosa». Y en otra ocasión dijo: «Enseñad a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo».

    El misterio de la Santísima Trinidad es para nuestra inteligencia un misterio insondable.

    Este misterio de la Santísima Trinidad lo creemos porque Dios nos lo ha revelado, con el fin de admirar la vida misteriosa e inefable de Dios, para así mejor amarle y adorarle.

    Actividades:

      1. Los alumnos leen en voz alta el texto y el profesor explica el Contenido.

      2. Cada uno contesta por escrito a estas preguntas:

       a) ¿Qué le pasó a Patricio con los piratas?

    b) ¿Qué hizo en el continente?

    c) ¿Cómo predicaba en Irlanda?

    d) ¿Cómo explicaba el misterio de la Santísima Trinidad?

    3. Algunos niños leen sus contestaciones.

    Norma de conducta:

    Hagamos con amor y respeto la señal de la cruz, acordándonos que pertenecemos a un Dios Uno y Trino.
——–
Otros temas relacionados:
El fin del hombre:dar gloria a Dios, conocerle y amarle
Plan de Formación
Diciembre
CD con 4 programas educativos: Nueva ortografía 3º P, Nueva ortografía 4º P, Técnicas de estudio y Cuatro operaciones.

Enviar a un amigo

About these ads