reyes2


    Nacido Jesús en Belén de Judá en tiempos del rey Herodes, unos magos llegados de Oriente preguntaron por el recién nacido rey de los judíos; habían visto la estrella que lo anunciaba, y venían a adorarlo. Herodes consultó a los escribas y doctores de la ley. Le dijeron que, según las profecías, el Cristo debía nacer en Belén. Después de informarse cuidadosamente sobre la fecha en que se les había aparecido la estrella, los encaminó a Belén. Les rogó que cuando lo encontraran se lo hicieran saber, para ir él también a adorarlo.

    José y María habían abandonado ya la gruta. Con gran alegría para los magos la estrella reapareció y les indicó la casa de Belén donde moraba el Niño. Allí lo adoraron y le ofrecieron sus presentes de oro, incienso y mirra.

    Herodes, irritado porque los magos lo habían burlado, mandó matar a todos los niños que habían nacido durante los dos últimos años en Belén. Seguramente fue el último de sus muchos crímenes, ya que murió en la primavera del año 750 de la fundación de Roma.

    Arquelao, sanguinario como su padre, empezó a reinar en Judea, región a la que pertenecía Belén; Herodes Antipas, el otro hijo, más apacible y menos violento, heredó Galilea. Ésta fue la razón por la que José, cuando el ángel le dijo que ya no había peligro para el Niño, fue a vivir a Nazaret y no a Belén.

    El destierro a Egipto había durado unos dos años.

    (Mateo 2,1-23)
    (Texto adaptado por D. Samuel Valero. Biblia infantil. Editorial Alfredo Ortells, S.L. Valencia. página 162) 

    SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

    Objetivo.- Ofrecer a Jesús nuestras cosas con generosidad.

    Contenido.- Los Magos abrieron sus cofres y le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra. Los dones más preciosas del Oriente; lo mejor, para Dios. Le ofrecen oro, símbolo de la realiza. Nosotros los cristianos también queremos tener a Jesús en todas las actividades humanas, para que ejerza su reinado de justicia, de santidad y de paz sobre todas las almas. También le ofrecemos el oro fino del espíritu de desprendimiento del dinero y de los medios materiales. No olvidemos que son cosas buenas, que vienen de Dios. Pero el Señor ha dispuesto que los utilicemos, sin dejar en ellos el corazón, haciéndolos rendir en provecho de la humanidad.

    Le ofrecemos incienso, el perfume que, quemado cada tarde en el altar, era símbolo de la esperanza puesta en el Mesías. Son inciensos los deseos, que suben hasta el Seños, de llevar una vida noble, de la que se desprenda el perfume de Cristo. Impregnar nuestras palabras y acciones en el buen olor, es sembrar comprensión, amistad. Que nuestra vida acompañe las vidas de los demás hombres, para que nadie se encuentre o se sienta solo (…)

    Y con los Reyes Magos, ofrecemos también mirra, porque Dios encarnado tomará sobre sí nuestras enfermedades y cargará con nuestros dolores.
         (Fernández Carvajal, Francisco. Hablar con Dios. Tomo I. Página 355 y siguientes. Ediciones Palabra.)

    Actividades.-

    1. Hacer fotocopias para los alumnos.

    2. Los chicos van leyendo en voz alta el texto y se comentan algunas ideas.

    3. Contestar individualmente a estas preguntas:

    a) ¿Qué buscaban los magos y qué sacrificios hicieron?

    b) ¿Qué pensaba Herodes?

    c) Describe la adoración de los magos.

    d) ¿Qué podemos ofrecer a Jesús?

    4. Puesta en común leyendo alguna contestación a las preguntas c) y d).
——–
Otros temas relacionados:
Los motivos de la generosidad
Plan de Formación
Marzo
CD con 4 programas educativos: Nueva ortografía 5º P, Nueva Ortografía 6º P, Análisis sintáctico y Estadística y utilidades.

Enviar a un amigo

About these ads