Esaú mantenía siempre vivo su odio a Jacob, con motivo de la bendición que le había dado el padre; y dijo en su corazón: Vendrán los días de luto de mi padre, y yo mataré a mi hermano Jacob. Tuvo de esto noticia Rebeca, la cual, enviando llamar a su hijo Jacob, le dijo:

    – Mira que tu hermano Esaú amenaza que te ha de matar. Huye a casa de mi hermano Labán y estate con él algún tiempo, hasta que se amanse el furor de tu hermano. Isaac le aconsejó que aprovechase el viaje para buscarse esposa en el país de su madre, en casa de su tío Labán.

    Y Jacob huyó, encaminándose hacia Jarán. Al anochecer de la primera jornada se tumbó en el suelo y recostó la cabeza sobre una piedra para dormir. Soñó con una escalera que de la tierra subía hasta el cielo; por ella circulaban ángeles, y Dios, que estaba arriba, le dijo:

    – La tierra en que estás acostado te la doy para ti y tu descendencia. Yo estoy contigo; te cuidaré donde vayas y te devolveré a este mismo lugar.

    Jacob se despertó asustado como si hubiera tenido una pesadilla. Ungió con aceite la piedra en que se había apoyado.

    Siguió caminando muchas jornadas y se encontró con unos rebaños de ovejas junto a un pozo. Preguntó a los pastores de dónde eran. Le respondieron que de Jarán. Les preguntó si conocían a Labán. Efectivamente lo conocían, y señalando a una muchacha que venía con su ganado hacia el pozo le dijeron que era Raquel, una de sus hijas. Se dio a conocer a Raquel, y lloró de alegría al encontrarse con parientes tan lejos de su casa.

    Pasó muchos años trabajando en casa de su tío Labán, y se casó con Raquel. Con muchas riquezas regresó a Canán donde su hermano Esaú lo recibió con los brazos abiertos.

    Cuando llegó a Mambré aún pudo abrazar a su anciano padre, Isaac, quien murió poco después.

            (Génesis 27, 41-46; 28; 29)

    (Texto adaptado por D. Samuel Valero. Biblia infantil. Editorial Alfredo Ortells, S.L. Valencia. página 52) 

    SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

            Objetivo.- El destino del hombre es subir al Cielo.

         Contenido.- La escalera que Jacob ve en su sueño -que podría reflejar las escaleras de los templos mesopotámicos o egipcios, copiadas en los santuarios de Canaán-, tal como aparece en el texto bíblico está llena de un profundo simbolismo: es el medio por el que se unen el cielo y la tierra. Algunos Padres de la Iglesia interpretaron esa escalera como la providencia divina que llega a la tierra mediante el ministerio de los ángeles; otros, en cambio, vieron en la escalera un signo de la Encarnación de Cristo en la estirpe de Jacob, pues es entonces, cuando se unen lo divino y lo humano, al ser Cristo verdadero Dios y verdadero hombre. En el Evangelio de San Juan, el sueño de Jacob se ve cumplido en la glorificación de Jesucristo a través de su muerte en la Cruz: “En verdad, en verdad os digo que veréis el cielo abierto y los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del Hombre”. De ahí que otros importantes intérpretes consideran que la escalera que vio Jacob representa la cruz por la que Cristo, y los cristianos, alcanzan la gloria del cielo. San Bernardo aplicaba el simbolismo de la escalera a la Santísima Virgen: “Ésta (la Virgen) es la escalera de Jacob, que tiene doce peldaños, entre los dos lados. El lado derecho es el desprecio de sí mismo por el amor a Dios, el lado izquierdo es el desprecio del mundo por amor al Reino. La subida por los doce peldaños son los grados de humildad. (…). Por estos peldaños suben los ángeles y son elevados los hombres…” (Sermo ad Beatam Virginem 4).

    (Facultad de Teología de la Universidad de Navarra. Sagrada Biblia. Pentateuco. Página 164. Nota 28,12. EUNSA. Pamplona.)

         Actividades.- 

        1. Imprimir este texto y hacer copias.

        2. El profesor lee el texto y explica el sentido del relato.

        3. Contestar por equipos a estas preguntas:

                a) La madre de Jacob era de la casa de su tío…

                b) Describe cómo era la escalera.

                c) ¿Qué pasó junto al pozo?

                d) ¿Qué pasó cuando Jacob regresó a casa?

                e) ¿Qué podemos hacer para subir al Cielo?

        4. Escribir en la pizarra las contestaciones a la pregunta e).

—-

Otros temas relacionados:
Creo en la vida eterna
Plan de Formación
Octubre
CD con 4 programas educativos: Nueva ortografía 5º P, Nueva Ortografía 6º P, Análisis sintáctico y Estadística y utilidades
Enviar a un amigo

 

 

About these ads