creación.jpg

    Al principio creó Dios el cielo y la tierra. La tierra era informe y vacía y las tinieblas cubrían la superficie.

    Quiso Dios que hubiera luz. Y apareció la luz. La separó de la oscuridad, y la llamó día. A la oscuridad, noche.

    Después quiso que hubiera firmamento para separar las aguas de abajo, de las aguas de las nubes. Así ocurrió y al firmamento lo llamó cielo.

    Luego quiso que se juntaran las aguas de debajo del cielo, y que apareciera lo seco. Así sucedió, y a lo seco lo llamó tierra. A las aguas reunidas, mares. Y añadió: “Que de la tierra nazca hierba verde con semillas y árboles con fruto.” Y así fue.

    Más adelante quiso que en el firmamento hubiera sol, luna y estrellas, para separar el día de la noche, y que sirvieran para medir los días, las estaciones y los años. Y aparecieron.

    A continuación Dios creó los peces, las aves y los animales de todas las especies.

    Por último dijo Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza, para que domine sobre todo lo creado.” Y creó al hombre y a la mujer.

            (Génesis 1)
    (Texto adaptado por D. Samuel Valero. Biblia infantil. Editorial Alfredo Ortells, S.L. Valencia. pág. 22) 

   Dios le dio al hombre la inteligencia y la voluntad, que le hacen superior a los animales. Con los sacramentos recibimos la gracia de Dios y nos convertimos en sus hijos. Por todo ello hemos de vivir la gratitud y darle gracias a Dios.

    SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

               Objetivo.- Reconocer a Dios como creador del mundo y darle gracias.

            Contenido. Gratitud.- 

   Es el sentimiento que nos obliga a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho y a corresponder a él de alguna manera. Cuando recibimos un favor de un compañero o amigo le damos las gracias. Hay un dicho popular que dice: “Es de bien nacidos ser agradecidos”. A lo largo del día recibimos pequeños servicios y favores de los demás. Cuesta poco manifestar nuestra gratitud y es mucho el bien que se hace: se crea un mejor ambiente, unas relaciones más cordiales, que facilitan la caridad.

            Actividades.-

            1. Fotocopiar el texto y repartirlo a los alumnos. Leerlo en voz alta comentando las dudas.

            2. Los chicos contestan por escrito a estas preguntas:

                a) ¿Qué hizo Dios cada día?

                b) ¿Cómo creó al hombre?

                c) ¿Por qué hemos de cuidar las naturaleza?

                d) ¿Cómo podemos dar gracias a Dios por la creación?

        3. Puesta en común copiando en la pizarra las respuestas de las preguntas c) y d).

Otros temas relacionados:
Plan de Formación 
Enero 
La verdad y la objetividad en la enseñanza religiosa 
CD con 4 programas educativos: Valores humanos (1 y 2), Lectura y ortografía e Inglés abierto

Enviar a un amigo

About these ads