El embarazo “por error” también es motivo para que algunos justifiquen el aborto: ¿para qué tener un hijo que no se desea? Agudamente afirmaba Sauvy: “Esta noción de embarazo no deseado no significa siempre nacimiento indeseado. Por una parte, el embarazo ha podido ser efecto de una voluntad inconsciente, bien conocida por los psicólogos; por otra, el sentimiento inconsciente puede cambiar en el curso del embarazo. Los últimos nacidos, los banjamines, son a menudo los más mimados, siendo también cierto que en su mayor parte han sido los menos deseados”. El mismo autor añade: “Se han hecho estudios acerca del trato a los niños que habían sido deseado y a aquellos que no lo habían sido: un 90% de los niños maltratados habían nacido tras un embarazo consciente y planeado. El Dr. Lenoski, autor del estudio citado, que comprende 500 niños maltratados, señala que, desde el descubrimiento de la “píldora” (que lógicamente reduce el número de embarazos no deseados), el número de niños maltratados ha aumentado al triple. Pero, además, el poner como condición a un ser humano la de ser deseado o querido por alguien para poder tener derecho a la vida, es un concepto realmente pavoroso: por lógica se seguirá que aquel “no deseado” podrá ser eliminado”(1).

Miguel Ángel Monge. Medicina pastoral. EUNSA

Notas:

(1) Sauvy, A., “Más datos acerca del aborto”, Tribuna Médica, 9 de julio de 1971.

Otros temas relacionados:
Aspectos ético-pastorales del aborto
Aborto y excomunión
Otros artículos sobre el ABORTO
VÍDEOS sobre el aborto hoy y el aborto

About these ads